Promoviendo empatía y cortesía digital

Santo Domingo, D. N. R. D.- En todo ámbito donde interactúan humanos salen a relucir nuestros complejos, agresividades, así como bondades, virtudes y la esencia de nuestro espíritu.

Hablemos de Netiqueta. Por eso, el mundo digital también tiene su código de cortesía, urbanidad o buenas maneras, que naturalmente, lo aplicamos en tanto y en cuanto lo conozcamos y mantengamos la firme voluntad de practicarlo, porque actuamos según somos, y tenemos muchas dimensiones y momentos influenciados por aspectos externos que no controlamos. Sin embargo, apuesto a la capacidad del ser humano para mejorar su comportamiento, desarrollando la voluntad para lograrlo.

Esta infografía ayuda a comprender de manera resumida algunos aspectos y formas de practicarla.

El llamado es a dejar salir la comprensión, la compasión, la empatía, la cortesía, es de muchos, y me incluyo, como también lo es de Ana Pereyra, influencer y fashion blogger mexicana.

Cortesía y urbanidad digital. Trabajemos cada uno en cultivar nuestro interior para sacar toda nuestra bonhomía y mantener la calma para una mejor experiencia humana. Devuelva acciones en favor suyo. Repostee las publicaciones de terceros que son útiles a sus propuestas e intereses. Gestione la amabilidad. Cultive para luego cosechar. Siembre flores y recogerá pétalos.

Aceptación y respeto. A través de sus redes sociales ella llama a que en ese espacio se respete la individualidad, personalidad y preferencias de cada quien, ya que cada uno es único y especial. Clama por la aceptación de las personas con sus luces y sombras, ser más comprensivos, más amables, tanto con nuestros seguidores, como con las personas que seguimos.

Ana Pereyra

El mundo digital. En él están incluidas las redes sociales, y Ana Pereyra afirma que debería ser “un lugar donde nos sintamos protegidos y aceptados, no el campo de batalla en que muchos lo quieren convertir”, ser empáticos es ponernos en el lugar del otro, no emitir juicios, ni juzgar a nadie.

Negocio, morbo y naturaleza humana. Pienso que hay que estar claro en que el mundo digital es, de manera sesgada o no, un negocio, en el cual quien genera interacciones gana dividendos y en la carrera tras ese objetivo muchos dejan de lado los escrúpulos y entran, conscientemente o no, en el juego reactivo del dime y te diré y de ahí a una discusión que se va a lo personal, perdiendo los estribos hay un paso muy corto. El ser humano fuera de sí, influido por situaciones, presiones y prisas cae en esa trampa y hay otro grupo que lo disfruta, aunque no comente públicamente. Ese morbo es explotado comercialmente.

Ella expresa “Les pido que seamos más conscientes de lo que decimos, detenernos a pensar en el efecto retroactivo antes de emitir un comentario ofensivo, debemos sustituir la indiferencia ante las situaciones adversas que están pasando algunas personas en un determinado momento de su vida, por empatía a través de mensajes de apoyo capaces de marcar la diferencia en el estado emocional de cualquier persona, son pequeñas actitudes que si todos hacemos estaremos aportando nuestro granito de arena por un mundo mejor”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s